La magia de una buena mesa de chuches

Las mesas de chuches o candy bar están muy de moda. Desde pequeña y sencilla a colorida y muy variada, se ha convertido en parte de la decoración en las fiestas y reuniones. El éxito de la  magia de una buena mesa de chuches depende de estos 7 consejos a seguir para destacar como anfitrión.

1.- ¡Una celebración! Pero de ¿qué?

Elegir el motivo, sea una comunión, boda o cumpleaños, y conocer quiénes serán los principales invitados, sean niños, adolescentes o adultos, es fundamental. Toma en cuenta que las chuches para niños deben ser saludables y variadas pero también divertidas en la medida de lo posible. Evita aquellos alimentos que puedan producir alergias.

2.- ¿Dónde colocar la mesa?

La mesa no debe ser muy grande para que no sea muy difícil llenarla. Lo ideal es usar alguna mediana o pequeña, e incluso cualquier otro mueble para dar un toque diferente, como una cómoda, un escritorio vintage, o simplemente una tabla con bases y un mantel muy largo. El siguiente paso es elegir el lugar donde colocarla, que sea accesible a todos y sea un punto de atención llamativo. Si es al aire libre, toma en cuenta el fondo y sobre todo que no reciba luz del sol directamente, ya que se pueden derretir o dañar los dulces. Aprovecha la sombra de un árbol o haz una tienda con telas largas referentes al motivo del evento.

3.- Quiero la mesa adornada con…

Para hacer una mesa llamativa, en especial si la celebración es para niños,  usa manteles alusivos al tema elegido o sobrepón telas de colores combinables,  retales o papeles de colores. Usa cartelitos que indiquen el tipo de chuches, mensajes personalizados, el nombre de la persona agasajada o del evento. Esto dará un toque especial a la mesa. Emplea etiquetas y pegatinas para identificar botellas de agua, vasos, bolsas y cajitas. Utiliza a juego las servilletas, vasos, cubiertos y vajilla. Lo más importante es la combinación de colores, mantenerte fiel a la temática y ¡deja volar la imaginación!

4.- Seguimos decorando la mesa…

Para lograr un estilo único usa diferentes envases, ya sean botes plásticos, cestas, ensaladeras, bandejas, platos, botes de cristal, de diferentes tamaños y colores, acordes con el tema. Juega con varias alturas, empleando cajas, torres decorativas o pequeños muebles que quepan en la mesa. La idea es que la mesa de dulces o chuches no luzca plana. Otro magnífico recurso son las velas de diferentes colores y tamaños, pero sin aromas.

5.- Y el fondo, ¿cómo va?

Nunca olvides la pared de fondo, en el caso que la mesa repose en ella. Una idea genial es emplear una imagen grande, banderines, dibujos, carteles con temas específicos, globos, bombillos, flores, ramas o adornos que combinen con los colores de la mesa. Al aire libre, podemos usar un árbol para colgar adornos que combinen con la mesa.

6.- Todo casi listo, pero ¿qué ofrecemos?

Haz una lista de todo lo que deseas servir en la mesa de chuches o candy bar: dulces (nubes, caramelos, gominolas, chocolates, bombones), postres, frutas en forma de brochetas, gelatinas de colores, galletas con formas y colores diferentes, tarta, cupcakes, mini tartas, bollería… Son muchas las opciones con las que cuentas. De hecho, también puedes decidirte por una mesa de aperitivos más sana e igual de divertida, que incluya más fruta, natural o deshidratada, palitos de vegetales con alguna salsa y galletas a base de avena o afrecho bajas en azúcares.

Calcula cuánto ofrecer en función de la cantidad de invitados… es mejor que sobre a que falte. Cuando el evento se realice al aire libre, selecciona alimentos que se puedan mantener bien sin refrigeración, sobre todo en verano, momento en el que las temperaturas son más altas.

7.- ¡Cuida la higiene por la seguridad de todos!

Actualmente dada la situación socio-sanitaria por la pandemia de Covid-19 es esencial cuidar la higiene y prevenir los contagios. Para ello es ideal ofrecer opciones de dulces o chuches en presentaciones individualizadas para evitar en lo posible el contacto. Algunas ideas para que tu mesa mantenga su magia en la nueva normalidad es incluir pequeños vasos de postres, piruletas de chuches o galletas, cakepops, magdalenas decoradas o brochetas de nubes.

Las empresas de catering ofrecen toda una gama de posibilidades a la hora de organizar una mesa de chuches o candy bar. Es posible escoger a la carta lo que se desea servir al igual que se pueden sugerir opciones. Incluyendo la alternativa de  ofrecer alimentos para los intolerantes a la lactosa, celiacos o simplemente evitando alérgenos.

Una buena mesa de chuches pone un punto diferente, vistoso y alegre a tus eventos. Es una apuesta segura para que tus invitados se lo pasen genial, tanto si son niños como adultos. Si  dispones de poco tiempo para encargarte de crear tu propia mesa de chuches o candy bar, deja en manos de expertos organizadores la mesa de chuches junto al catering de tu evento para un resultado inolvidable.