Desafíos del catering para eventos en tiempos de pandemia

A raíz de la pandemia de Covid-19 que sorprendió al mundo a inicios de 2020, los eventos planificados se suspendieron o se aplazaron. Un año después, la sociedad intenta funcionar en una nueva normalidad. Ante los desafíos del catering para eventos en tiempos de pandemia, las empresas del sector se adaptan para ofrecer sus servicios de forma segura.

Está claro que al momento de realizar un evento, muchos factores juegan a favor del éxito. Desde el lugar de celebración, la fecha y la hora y la experiencia positiva de los invitados, hasta la decoración y la atención del personal. Sin embargo, el centro de atención primordial se enfoca en el servicio de comida y bebida ofrecida por el catering.

La adaptación, clave para ofrecer un servicio seguro y de calidad

Desde que finalizara el Estado de alarma, cada comunidad autónoma ha ajustado la normativa de prevención ante el Covid-19. En la mayoría de los casos se trata de limitaciones de aforo y de comensales asistentes al evento y que pueden sentarse en cada mesa.

La distancia social es un factor esencial a tomar en cuenta. Las mesas deben ubicarse a una distancia de, al menos, 1,5 metros. También es fundamental asignar asientos manteniendo la distancia entre las personas. La duración de los eventos también es clave en la mayoría de los casos, así como mantener una adecuada ventilación de los espacios físicos o realizar los eventos al aire libre.

La aplicación de estas y otras normas ha implicado para las empresas una importante exigencia de rigurosidad en su cumplimiento y flexibilidad ante los cambios.

El objetivo es la seguridad de nuestros clientes

Aunque las buenas prácticas en higiene y manipulación de alimentos han estado presentes desde siempre en la labor de las empresas de catering. Ahora se extreman las medidas de prevención y seguridad alimentaria.

Hoy más que nunca el objetivo es garantizar la seguridad de los clientes. Así como transmitirles confianza acerca de los nuevos procesos y medidas de prevención. Todo ello requiere involucrar a los trabajadores que forman parte de nuestros equipos, así como a los  proveedores que habitualmente nos apoyan en nuestra labor.

En respuesta a estos retos, la Asociación Empresarial de Catering (AEC) elaboró un manual de recomendaciones para la reactivación del servicio de catering a fin de orientar a las empresas del sector de cara a las acciones prácticas y medidas a considerar en el catering y la organización de eventos.

Nuevas alternativas del servicio de catering con la calidad de siempre

Las restricciones que impuso la pandemia ofrecieron una oportunidad para que el sector se reinventara. Las empresas de catering han adaptado sus modelos de negocio a la nueva normalidad. De esta manera proporcionan nuevas alternativas del servicio de catering con la calidad de siempre.

Un ejemplo de reinvención del modelo clásico de catering está en la instauración del servicio en eventos virtuales de empresas. En este nuevo formato se envían kits de comida y bebida a los participantes. Otra implica la incorporación del delivery de comidas y cenas a oficinas o a los domicilios de clientes o personal que teletrabaja.

En las ocasiones en las que los eventos se han aplazado, se han sustituido los bufés, bandejas y platos para compartir por presentaciones individuales. El formato individual siempre ha estado disponible pero ha cobrado protagonismo con la llegada del Covid-19. Estamos hablando de platos individualizados como comida ensartada en palillos, presentaciones en cajitas, cucuruchos o vasitos con tapa. Todo ello acompañado de menaje desechable (servilleta, vasos, cubiertos). La intención clara es evitar al máximo el contacto entre los asistentes con presentaciones a granel o en bandeja.

En cuanto al uso adecuado de los espacios físicos, las nuevas alternativas se alejan de las aglomeraciones y concentraciones de personas. Optan por formatos de entrega de  comida y bebida descentralizados. También en este sentido los eventos realizados al aire libre han ganado adeptos.  Así como el adaptar los tiempos del servicio para evitar largos momentos sin mascarilla.

Otro de los recursos que se extendieron con la pandemia fue el uso de códigos QR desde el smartphone o dispositivo inteligente para acceder al menú. De esta forma se evita el contacto mano a mano.

El disfrute en la nueva normalidad

En Trevian Catering estamos seguros que estos retos han fortalecido la inventiva del sector y su adaptabilidad al cambio. Ante los desafíos del catering para eventos en tiempos de pandemia, sabemos que nuestros clientes reconocen un servicio comprometido con la excelencia.

Somos una empresa gastronómica sevillana especializada en la organización de eventos corporativos y particulares. Apostamos por una reactivación segura de los eventos y celebraciones al seguir las normas de prevención. Pero sin dejar de lado el disfrute en esta nueva normalidad.